Reina por un día / Queen for a day (Esp/ Eng)

Una jornada que empieza con una cita a las 8.45 de la mañana en el dentista no parece ser el inicio de un buen día.

Melbourne Bay

Pero hoy no hay nube que pueda hacer sombra a ese sol que ha amanecido sobre Melbourne. Un paseo hacia el dentista bajo un sol que derrite esa gélida mañana me pone de mejor humor que mi adictivo café de la mañana.

Acabo lo antes posible con mis obligaciones. Me voy a la playa. Es una decisión inamovible. Desde casa inicio una marcha que tumbona_se convertirá en una caminata de más de una hora. La promesa de ver el mar me hace sentir afortunada.

Decido que voy a ser reina por un día. Mis deseos son tan simples como apaciguadores: seguir con ese paseo, comida liviana japonesa, los pies desnudos sobre el césped, observar a la gente, libreta en mano para empezar a escribir este post que se me ha ocurrido sobre la marcha… Pienso en mi amiga Rosana, que hoy cumple años.

Visualizo el futuro inminente: ese café en la terraza frente a la bahía donde mi marido me pidió matrimonio, cerrar la libreta para tumbarme bajo el sol al que voy a chuparle toda la energía que pueda, iniciar el camino de vuelta en el que, casi sin sol, volveré a ponerme todas esas prendas de abrigo que me han sobrado tanto en este día en el que me he sentido la reina indiscutible.

 

Queen for a day

Having an appointment with the dentist doesn’t seem to be the best start for a good day. But today the sunshine made Melbourne special. I decided to walk towards the clinic and the stroll made me feel better than my addictive morning coffee.

suelo_I finished my to-do list as I decided to go to the beach no matter what. I started strolling from home for more than an hour. I felt fortunate for the promise to see the sea.

Today I decided to be Queen for a day and my desires were as simple as soothing: strolling, a light Japanese lunch, my bare feet touching the grass, observing people, writing in my notebook this post that came to my mind on the go… I thought of my friend Rosana, whose birthday is today.

After that, I visualized the imminent future: having a coffee where my husband proposed me to marry him, closing my notebook to lay in the sun and grab all his energy, starting the way back home during the dusk and wearing again all those clothes that made me feel over warm the day in which I’ve been the Queen.

 

, , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: