La entrevista de trabajo / The job interview (Esp/Eng)

055eb9cf4051fc0f_shutterstock_153117149.jpg.xxxlarge_2x

 

Todo empieza con una llamada de teléfono. Contesto. . Escucho. . Asiento. Mantengo la calma pero estoy hecha un flan. La conversación es en inglés. Bego, calma. Adiós, adiós. Se acaba la conversación. ¿Qué? Me acaban de llamar para ofrecerme una entrevista de trabajo como periodista. Para el Gobierno Australiano. ¿Quééééééééééééé?

Recibo todos los detalles de la entrevista, que será a finales de la misma semana, en otro Estado de Australia. La entrevista consistirá, en la primera fase, en una prueba. Los detalles son mínimos: tendré 30 minutos para hacerla y para explicar por qué la hice así.

Así que en cuanto tengo tiempo, me dedico a lo importante: comprar los billetes, llamar a mis padres y a mis amigos de uno y otro lado del charco y agradecerle la ayuda a Mel, que tanto me ayudó en el proceso para solicitar el trabajo, un entramado burocrático diseñado para descartar a solicitantes vagos o a los que no cumplen el perfil pero lo intentan por si acaso.

La emoción no me ha abandonado en todo el día. Y así paso la semana, mientras me documento y estudio a mi enemigo. Después estudio qué ponerme.

job-interview-questions-ftr

Y entre unas cosas y otras se me pasa la semana y llegan las cinco de la mañana del viernes. No tendré la entrevista hasta la 1.45pm. Aeropuerto, vuelo, llegada y una conversación con mi amiga Kirsty, que me recoge en el aeropuerto y hace que todo sea fácil, me lleva, me trae, me pasea. “Tú sólo te ocupas de la entrevista”.

Y allí llega LaBego con su abrigo amarillo desafiando al gris que ha esparcido el día lluvioso, con la idea clara de que no hay nada que perder, de que voy a saber cómo es una entrevista a la australiana y con una seguridad en mí misma que sólo los ignorantes osan tener. Pero así soy yo, diciéndome que cómo me van a poner nerviosa personas que no conozco y que no son importantes para mí. No sabría cómo definir el uso de la psicología que yo hago.

Las manos me sudan pero que no se entere ni el tato, llevo mi tarjeta de visitante y les doy las gracias por haberme dado la oportunidad de tener esta entrevista. Hago la prueba, la explico, sonrío mucho y me atasco un par de veces. “¡Bego! ¡ay! ¡Sigue, no pasa nada!”, ronronea en mi cabeza. 30 minutos no dan para mucho, pero me despido y me voy muy contenta.

En el ascensor me doy cuenta de que va a ser muy difícil que me den el trabajo a mí. Tengo que luchar contra otros oponentes, que por cierto hablan inglés sin pensar, saben quién es Jay Weatherill sin googlearlo y no se han atascado dos veces.

Diez días después llega el veredicto. Justifican la decisión. No sólo hice la tarea bien, sino que identifiqué todos los problemas adecuadamente. El pero lo puso mi experiencia como periodista de prensa escrita, que me quitó tiempo para dedicarme a la comunicación corporativa. Había candidatos con muchos más años de experiencia en ese campo.

Al final el puesto se lo llevó el que sabía quién era Weatherill. Pero yo ya sé que no fue porque me atasqué un par de veces.

 

o-JOB-INTERVIEW-facebook

THE JOB INTERVIEW

It all started with a phone call. I answer the phone. Yes. I listen. Yes. I nod. I keep calm but I am trembling like a leaf. The conversation is in English. “Bego, keep calm”, I say to myself. Bye bye. The chat is over. What? I’ve been offered a job as a journalist. For the Australian Government. OMG!

An email specifies all the interview details, at the end of that week, in another State of Australia. I will have to do a task and explain my approach in about 30 minutes. If I do it well, I will be offered an official interview.

So I prioritize: I buy the tickets, I phone my family and all my friends in Australia and overseas and I thank Mel, who saved me from my first Key Selection Criteria, a criteria for recruitment designed to avoid the unsuitable applicants or lazy people who apply to every single job offer they think they may fit.

I spend the whole day and week excited. I find out everything about my enemy and then I study my attire.

Between one thing and another it’s already Friday 5.00 am. My appointment is at 1.45pm. Airport, flight, arrival and a long conversation with my friend Kirsty, who picks me up at the airport and makes my life easier: she drives me around and takes me everywhere. “You deal with the interview”, she says.

And here we go. I wear my favorite coat, a yellow European garment which defies the grey rainy day. I have a clear sense that I have nothing to lose and that I will discover how an Australian interview is. I feel confident (fools rush in where angels fear to tread). I talk to myself to tell me that I am not going to feel anxious with people I don’t even know. They are not my people. I use psychology weirdly, I know.

I sweat but nobody can notice, I have my visitor card and I thank my interviewers for giving me the opportunity to be there. I do my task, I explain it and I smile all the time. But I get stuck twice. “Bego! Ops! Go on, everything is gonna be alright!”, I say to myself. 30 minutes is not too long so I say goodbye and I leave really happy.

In the lift, I realize that getting the job will be tough. I have to fight against all the opponents who have English as a mother tongue, know who Jay Weatherill is without googling it and haven’t got stuck twice.

Ten days later the verdict arrives with some feedback. Not only did I do the task well but I also spotted all the answers rightly. The only snag was that I spent too much time working as a newspaper journalist and I couldn’t develop my expertise in the corporate communication field. There were candidates with years of experience in that area.

In the end, the position was for the person who knew Weatherill. But at least I do know that I didn’t get it because I got stuck twice.

 

,

  1. #1 por Eva el julio 3, 2014 - 4:24 am

    eso es genial!! qué nervios, qué subidón, qué de todo!! jeje. me alegro que fuera bien y te haya dejado buen sabor de boca, espero que eso te de ánimos para seguir intentándolo.
    un beso grandísimo.

    • #2 por mevoyaaustralia el julio 3, 2014 - 8:20 am

      Aquí sigo, intentándolo y buscando nuevas oportunidades. Gracias por los ánimos, qué bien viene ese calorcito que viene con ellos. Besos!

  2. #3 por Juan Carlos el julio 3, 2014 - 9:35 am

    Emocionante!
    Mientras te leía te veía allí!!
    Seguro que los ‘entrevistadores’ recordarán con cariño la sonrisa de ”la del abrigo amarillo”
    Ll

  3. #5 por dfontrubio el julio 3, 2014 - 6:12 pm

    Este artículo prueba que, incluso en otro idioma y con todas las barreras que eso supone, se puede conseguir un buen puesto de trabajo relacionado con la comunicación. Al menos se pueden conseguir entrevistas. Keep it up!

    • #6 por mevoyaaustralia el julio 3, 2014 - 6:25 pm

      Objetivo conseguir entrevistas: superado! Las barreras, lamentablemente, muchas veces nos las ponemos nosotros. Creo que debemos creer en nosotros mismos y saltar hacia adelante, con los ojos cerrados si nos da un poco de miedo, pero saltar igualmente. Y a ver qué pasa. Ahora nos queda que en alguna entrevista nos llamen para decirnos que sí. Y Diana, estamos en el mismo barco. Go ahead!

  4. #7 por cristina el julio 4, 2014 - 3:36 am

    ¿Puedes explicarnos de que iba la prueba y de los errores que encontrastes?

    Espero que te salgan más entrevistas.

    • #8 por mevoyaaustralia el julio 4, 2014 - 7:53 am

      Hola, gracias por el interés y los ánimos. Me hicieron firmar un documento de confidencialidad así que no puedo detallar nada. Pero nada del otro mundo. Si tú también eres periodista lo habrías hecho con los ojos cerrados. Saludos,🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: