Los españoles, los más listos

La primera regla que aprendí cuando aterricé en Australia es que aquí se paga por todo. Eso, y que el precio en general de casi todo es desorbitado. Una vez pasan las primeras semanas, el susto se diluye, pero los precios siguen ahí, desafiando.

Los australianos están acostumbrados. El resto no. Así que el objetivo de la mayoría es conseguir ese nivel de vida que haga que la lista de la compra no nos suponga uno de los peores tragos de la semana. Cada uno lo hace como puede, lanzándose a la hostelería, aceptando trabajos sin contrato, limpiando o vendiendo bicicletas… Todo vale. Hay que sobrevivir.

Y luego están los españoles.

Los españoles, como el resto, queremos un puesto cualificado; queremos trabajar de lunes a viernes y salir a las cinco de la tarde; queremos tener contrato y vacaciones pagadas para irnos a Europa o a Tailandia; queremos trabajar de lo nuestro y que nos paguen la hora como toca. Queremos ser mi abogada, a la que no le tiembla la mano por firmar un contrato en el que pide más de 300 dólares por hora. Esto es Australia.

Los españoles nos esforzamos como todos. Mucho. Y cuando empezamos a vivir bien, entonces a alguno le da por quitarse la piel de cordero y mostrarse como esos personajes que a mí ya me daban grima en España. Son los que quieren encontrar a trabajadores con mucha experiencia que colaboren con ellos, por su cuenta, por supuesto, pagándoles la hora por debajo de su convenio. Sus palabras favoritas son colegas, amigos, implicación y becas. Y su frases estrella, “nos hacemos un favorcito mutuo” y “primero esto y luego ya veremos”. Han cambiado el puro y el bigote por las chanclas y el buen rollo. No quieren ni oír hablar de compromiso -aunque hacen muchas promesas-, impuestos o contrato. Eso sí, su máxima personal es “Yo ni me muevo por 600 dólares” y “a partir de 1.800 hablamos”. Han venido a Australia para forrarse.

A mí me han llegado a vender, para que asuma mis posibilidades en el mercado laboral australiano, que el trabajo que yo quiero como periodista no existe por 30 dólares la hora. Estoy de acuerdo, se paga mejor. Otros me explicaron que me hacían un favor pagándome 17 dólares la hora como periodista y que la ventaja es que al menos no tengo que trabajar de camarera. “¿Tampoco tengo que pensar?”, les pregunté. Los más graciosos me sugirieron qué historias debía contar en mi blog para atraer a posibles clientes. Traficar con mi blog. Fueron demasiado lejos.

Al principio una lo ve claro. No hay nada como la perspectiva de ir a trabajar con tacones, bien vestida y maquillada. Y hacerlo sentada. ¿Dónde hay que firmar con tal de no llevar gorra y acabar el día oliendo a cebolla y pollo asado? Pero ese argumento, lleno de veneno, empieza a agrietarse a la segunda semana.

Yo, que soy una mercenaria, trabajo por dinero. Yo también quiero irme a mi país de vacaciones un mes y medio, como hacen ellos. Mi filosofía no cuadra con la suya y afortunadamente el tiempo me ha llevado a dar con jefes que hacen las cosas como toca. Así que, me pregunto por qué, ya que la mayoría empezamos desde cero, esos españoles (o argentinos o indios o italianos o portugueses o chinos o australianos…) no se animan a aplicar un modelo que sea beneficioso y justo para todos.

Yo los doy por perdidos. Y los quiero lejos. Cuanto más mejor.

, ,

  1. #1 por Lídia el marzo 28, 2014 - 8:47 pm

    Plas, plas, plas, plas… así sí, querida amiga! Felicidades!!!

  2. #3 por Eva el marzo 28, 2014 - 11:44 pm

    me alegro que por fin hayas encontrado jefes que no te tomen el pelo y me encanta que tengas las ideas tan claras…

    • #4 por mevoyaaustralia el marzo 28, 2014 - 11:46 pm

      Después de comer todo lo que hemos comido… Ya me he hecho mayor😉

  3. #5 por Martín Román el marzo 29, 2014 - 3:34 am

    Me acabo de convertir en empresario en México, espero no convertirme en un listillo…😉

    • #6 por mevoyaaustralia el marzo 29, 2014 - 6:37 am

      Espero que te vaya muy muy bien. Y q seas honrado. Y si tienes un buen trabajo para mí, ya sabes. Besos

  4. #7 por Natalia el marzo 29, 2014 - 9:12 am

    Enhorabuena por tus blogs, me encanta tu manera de escribir.

  1. El casero (Esp/Eng) | Me voy a Australia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: