El hábito y la monja

Un vestido pensado para una sala de reuniones, taconazos, un mando para presentar mi proyecto en power point… Llamadme superficial, pero la diversión de la tarde de antes probándome todos los vestidos que tengo y buscando la combinación perfecta con lo zapatos adecuados me recordó que la ilusión de encontrar un trabajo en el que no tenía que pensar ya se ha desvanecido.

Porque llevar una gorra y una camiseta y hacer burritos es divertido al principio, un reto incluso. Es atreverse a hacer eso que siempre decimos en nuestro país, cuando estamos hartos del trabajo, ése que no sabemos que en realidad nos gusta. Decimos que no tendríamos ningún problema en trabajar de cajera si pudiéramos quitarnos las responsabilidades del actual puesto. Y lo decimos sabiendo que es mentira.

Yo ya lo he hecho. Sé lo que es. Y mientras esté en el restaurante seguiré haciendo las mejores quesadillas que pueda. Pero ya está bien. Sentirme en la piel de una Project Manager, presentar un proyecto en el que he trabajado duro, sentir un vestido suave acariciándome la piel y no llevar el olor a cebolla pegado al alma, me hace sentir que es hora de enfrentarse a los deseos. Será que el hábito sí hace al monje.

 

  1. #1 por Montse Mas el noviembre 28, 2012 - 7:25 pm

    Se trata de hacer el mejor trabajo posible sea lo que sea, y esos trabajillos de bajo perfil que te permiten un buen rendimiento sin calentarte la cabeza y además ganar un dinerillo, al principio son como estar de vacaciones. Luego viene el aburrimiento, claro, y las ganas de hacer algo interesante y sentirte realizada. Todo ello está bien, cada cosa en su momento.

  2. #2 por elfrasco el noviembre 30, 2012 - 7:18 am

    Si! yo fuertemente creo que el habito hace a la monja, estos trabajos fuera de nuestros habitos nos hacen ver la vida desde otro punto de vista, que por un lado esta bien, creo que nos hace crecer como personas, pero por otro lado desafortunadamente o afortunadamente luego de haber estudiado un oficio, una carrera, un estilo de vida o como quieran llamarle es muy dificil no usar tu intelecto; entonces luego es cuando yo usualmente digo que” este trabajo esta socabando mi intelecto”. Y que me he acostumbrado, de hecho amo el estres de tener grandes responsabilidades tipicas de mi trabajo, para mi es como combustible para que mi cerebro funcione. Por otro lado tu lo llamas superficial yo lo llamaria vanidoso, al vestirnos con un poco de intelecto nos hace reflejar nuestro yo interior y nos libera del yugo de un uniforme el cual solo nos encierra en una imagen del capitalismo salvaje. Venga a luchar por vuestros deseos que siempre estare aqui para apoyarte a ti y a ese suave vestido acariciandote la piel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: