Los pingüinos

A veces me siento perdida en una ciudad como Melbourne. Es tan grande que hasta noto cómo está a punto de tragarme. Es entonces cuando me pregunto por qué no busco otro sitio en el que me asuste menos, más amable.

Pero la sensación se desdibuja cuando me topo con pequeñas cosas, como los pingüinos de al lado de mi casa. Porque en qué ciudad puedes decir que vives a quince minutos de los Fairy Penguins.

La otra noche, Francisco y yo salimos en busca del mar, de esa brisa que lo calma todo. Decidimos caminar por el muelle que te lleva hasta la colonia de pingüinos que llega a la ciudad en primavera. Quince minutos después, mar adentro, los vimos. Allí estaban, exhibiéndose ante los turistas, ante las luces rojas que tienes que utilizar para no incomodarlos, para que sigan a lo suyo, que en esta época consiste básicamente en aparearse. Estaban cachondos, los pequeños pingüinos.

Entendí que esos ruidos que hacían eran para atraer al otro después de escuchar al joven que explicaba todo a un grupo de visitantes curiosos. Seguí con la oreja puesta, como siempre hago, para descubrir, por ejemplo, que estos pingüinos, los Eudyptula Minor, sólo viven en la bahía de Melbourne, en Nueva Zelanda y en algunas partes de Chile, que vienen aquí porque las aguas frías son menos espectaculares que las tropicales, pero tienen más nutrientes y encuentran comida de mejor calidad.

Metidos en nuestro papel de turistas, nos dispusimos a hacer unas fotos, con una calidad de resultado dudoso. Yo me quedo con el recuerdo en mi retina y os dejo esta ‘picture’, en la que se intuye a un pájaro bobo detrás de mi cara sonriente.

, , ,

  1. #1 por elfrasco el noviembre 9, 2012 - 11:03 am

    Si mi vida, estoy de acuerdo contigo con respecto a las pequeñas cosas que hacen de esta ciudad algo único. También creo que eso pinguinos tenian algo en común con nosotros. A parte me impresiona la buena memoria que tienes con todos los detalles técnicos que sin tomar notas has recordado. Besos que rico es compartir esos momentos contigo Te Quiero mucho Catira.

  2. #3 por Montse Mas el noviembre 9, 2012 - 6:36 pm

    ¿Pingüinos? ¡Qué guay! Yo pensaba que esos sólo vivían en los documentales de la 2. Nunca hubiera imaginado que fuera posible encontrárselos así, como quien no quiere la cosa, dando un paseillo por el muelle.

    • #4 por mevoyaaustralia el noviembre 9, 2012 - 7:06 pm

      jaja, pues es verdad. Mira que si un día me encuentro un león. O mejor, un leopardo. Melbourne es una jungla

  3. #5 por Las Aventuras de Lameri el noviembre 9, 2012 - 8:30 pm

    Por lo visto alguien ha jaqueado mi cuenta de facebook diciendo que no sé hacer comentarios… Ingominiosos… Pero qué requetemonos los pingüinos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: