Me he hecho mayor. Parte 1

¡Qué hay mucho tío bueno por estas tierras! Es una de las verdades sin posibilidad de réplica.

Hoy ha hecho un día precioso. Uno de esos que me recuerdan por qué decidí quedarme más tiempo en Melbourne. Me he ido a dar un paseo por la playa. Y me he cruzado con todos: las parejas que salen a correr juntas, las amigas con zapatillas de deporte que hacen la ruta del colesterol, algún papi de esos modernos que corren mientras empujan el carrito, con el bebé dentro, los que van con el patinete y el perro moviéndose a una, los abuelos que todavía se sienten chavales… Pero yo me fijaba en los tíos que iban solos. En los guapos, claro: morenos, rubios, pelirrojos, fibrados, con gafas bonitas, con las piernas depiladas… Sonreía mientras escuchaba a Coldplay y me preguntaba: “¿Alguno de estos será para mí?”

Me preguntaba si volveré a enamorarme, a mirar con complicidad al otro, a compartir. Y me digo que sí. Y me pregunto cuándo.

Pues eso. Que me he hecho mayor. Y no porque tenga 33 y me pregunte todo esto. Me he hecho mayor porque no me da vergüenza contarlo.

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: