Cuando un amigo se va. O dos

Image

A veces sientes conexión con personas que acaban de llegar a tu vida. Estar abierta a ello ha hecho que en el último año me haya pasado un par de veces. En los últimos dos meses me ha pasado más a menudo. Pero sólo con unos pocos la conexión se ha prolongado y ha sido intensa en -este breve- tiempo. Recién aterrizada, no había experimentado qué pasa cuando tus todavía nuevos amigos se van. Nio está volando en estos momentos a Corea. Aniko se va el sábado. Con la promesa de volver a vernos en el aire, no puedo evitar ser realista y pensar que la vida nos llevará por caminos dispares y que, seguramente, no habrá punto de encuentro.Image

Me quedo con los recuerdos, las confidencias compartidas y los abrazos (y con la chaqueta que Nio me ha dejado como prenda de recuerdo. Éste hijo mío…).

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: