Lo pequeño es grande

Todavía no ha sido mi cumpleaños, pero no he parado de recibir regalos desde que llegué a Melbourne. El verano que trampea días al otoño, el cappuccino a un dólar, una jornada con mi familia australiana, una tarde tumbada sobre el césped,  confidencias con amigos que acaban de entrar en mi vida, una noche bailando en un garito latino, una jornada de turismo conduciendo por la carretera que bordea la bahía o saber dónde están los productos en el supermercado.

Me acuerdo de mi hermana y de las pequeñas cosas.

  1. #1 por Eva el marzo 31, 2012 - 10:06 pm

    oírte hablar de esas pequeñas cosas es lo que me hace sentir bien, sentir que tú estás bien…

    me alegro mucho, un beso.

  2. #2 por rosa maria sanchez soria el abril 1, 2012 - 5:56 pm

    ¡Como ME ACUERDO DE TI y de tus pequeñas cosas!. Cuando leo tus comentarios o veo esas fotos me haces disfrutar a mi también. Sigue viviendo pequeños momentos son lo mejor en esta vida. ¡Besitos a mi “hermana pequeña”!. (Oye que sentimental, ¿eh?).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: